miércoles, 13 de enero de 2021

Sobre la contrainsurgencia "soft"




Miércoles 13 de enero 2021

Hola queridas compañeras y queridos compañeros de Cuba:

Por una nota al pie del excelente artículo de Llanisca Lugo, primero, y por un correo electrónico de Fernando Luis Rojas de la revista LA TIZZA, después, me he enterado que en el añorado con no poca nostalgia Centro de la Cultura Cubana Juan Marinello de La Habana (del cual guardo tan gratos recuerdos, asociados a entrañables amigos y compañeros como Pablo Pacheco López y Fernando Martínez Heredia), se ha organizado y continuará desarrollándose en el futuro un Seminario de estudio colectivo que apunta a debatir e intercambiar opiniones sobre el porvenir de Cuba. También Yohanka León del Río me ha comentado, al pasar, que ella asistió a dicho seminario, cuando Llanisca Lugo leyó su excelente texto, más tarde publicado en LA TIZZA.
No conozco el funcionamiento de dicho Seminario. Tampoco se lo he preguntado a ninguna de las personas que han participado del mismo. Pero en general en los seminarios suelen leerse, exponerse, estudiarse y discutirse diversos textos. Sean escritos por quienes participan del mismo, sean libros y artículos varios que integran la bibliografía de los seminarios. Al menos en Argentina habitualmente funcionan así.
Como la sociedad cubana vive un intenso debate (en realidad varios al mismo tiempo), que al menos desde afuera se percibe estrechamente vinculado a los sucesos del “movimiento” San Isidro; al evento posterior que tuvo lugar frente al Ministerio de Cultura y al difundido artículo “Articulación plebeya” que intentó dotar de una especie de “programa político orientador” a toda la movida (se considere que todo fue una sola y única movida desplegada en varias fases o, por el contrario, se piense que en realidad constituyeron eventos completamente diferentes y distinguibles entre sí), resulta altamente probable que en el Seminario del Centro Marinello se discutan temas, autores y problemas de mayor aliento, envergadura y alcance. Ojalá así sea. Bienvenido el debate.
A partir de estas consideraciones (no estoy seguro si acertadas o erróneas, ya que a la distancia resulta complejo seguir el hilo pormenorizado de todo), se me ocurrió acercar unas breves líneas y opiniones.
No para intervenir ni participar en dicho Seminario.
Pero sí, quizás, tal vez, para intentar aportar un pequeñísimo y microscópico granito de arena en medio de tanto trajín, idas y vueltas. Fundamentalmente porque el porvenir de la revolución cubana pertenece, obviamente, al pueblo cubano pero también porque el futuro de lo que suceda en Cuba ha tenido, tiene y tendrá repercusiones muchísimo más allá de los debates “internos” de la mayor de las Antillas.

No es casual que en esas discusiones y debates hayan intervenido y continúan haciéndolo, de forma abierta e indisimulada, desde el periódico EL PAÍS del estado español, pasando por el Departamento de Estado y la Casa Blanca del “gran país del Norte”, hasta varias fundaciones de orígenes estadounidense y alemán, sin olvidarnos de no pocas páginas de internet internacionales. No es ningún secreto. Todo el mundo lo sabe.
Es más, hoy mismo [13 de enero de 2021] me entero que “la mejor democracia del planeta” ha decidido incluir a Cuba entre los países que propician lo que ellos denominan “el terrorismo” (léase: cualquier tipo de disidencia política o discrepancia cultural frente a las políticas inspiradas en la doctrina Monroe- Adams y en el “Destino Manifiesto” que por obra y gracia de Dios y La Providencia, ya desde la primera mitad del siglo XIX, han elegido a ese país y a ese Estado, para regir los destinos del continente americano y apropiarse de los recursos naturales del mundo).
Por lo tanto, creo no cometer un disparate, si desde Argentina, el Sur del mundo “sudaca”, acerco breves opiniones, sugerencias, bibliografía, etc. a dicho Seminario en el Centro Marinello. Uno de los temas que han circulado en todos estos intercambios y discusiones públicas se encuentra estrechamente atravesado por el vínculo orgánico (entiéndase: DINERO DE POR MEDIO) que algunas personas partícipes del debate “interno” cubano han mantenido con conocidas instituciones de la CONTRAINSURGENCIA NORTEAMERICANA.
Cuando utilizo la expresión “CONTRAINSURGENCIA NORTEAMERICANA” me refiero a quienes explícitamente en sus estatutos y declaraciones de principios reconocen, abiertamente y sin disimulo, en sus páginas webs, que tienen como objetivo prioritario derrocar los gobiernos de Cuba, Venezuela y Bolivia. O, formulado en otro lenguaje, lograr “transiciones” en dichos países hacia formas de gobierno afines a la Casa Blanca.
Cuando escribo “instituciones”, hago referencia, principalmente, a organizaciones que llevan nominalmente el nombre de “Cuba” en sus denominaciones, pero en sus sitios web reconocen EXPLICITA Y ABIERTAMENTE ESTAR FINANCIADAS, por ejemplo, por la «Open Society Foundation» [OSF, por su sigla en inglés; Fundación Sociedad Abierta]. Después de enterarme, recorriendo sitios web de dominio público, de este DATO FUNDAMENTAL (¡que yo desconocía completamente, al analizar el texto - programa político - manifiesto titulado “Articulación plebeya”!), mi percepción de lo que se estaba discutiendo cambió de forma notable.
Porque, a mi modesto entender, no puede haber un debate real, sincero y genuino (y menos un “llamado al diálogo y a la reconciliación”) si HAY DINERO DE INSTITUCIONES CONTRAINSURGENTES DE LOS ESTADOS UNIDOS DE POR MEDIO. No es un dato menor o una nota color de una revista de entretenimiento. Constituye un “dato duro” que debe ponerse en la agenda de discusión sin naturalizarlo como si fuera una anécdota folclórica. Si ocurriera al revés y una institución financiada por una potencia extranjera se animara a intervenir —con pretensiones, además, de marcar agenda— dentro de Estados Unidos, ¿qué sucedería? Se apelaría a la conocidísima expresión “Seguridad Nacional” y todo el mundo sabe como terminaría el asunto en dos minutos. No hace falta ser un Premio Nobel. Basta mirar una película de Hollywood para imaginarlo. He leído incluso pretendidas justificaciones del supuesto carácter y rol “progresista” de la «Open Society Foundation» [Fundación Sociedad Abierta]. (Estoy tentado de escribir un par de párrafos de humor con ironías típicamente argentinas frente a semejantes justificaciones, pero eludo la tentación. Saben ustedes que en Argentina el humor suele ser irónico, lo cual muchas veces puede interpretarse como agresivo. Es una característica argentina, como el dulce de leche, el mate, Diego Armando Maradona, el tango, etc. Ya en tiempos del Che, sus amigos cubanos se lo hacían notar).

Dejando de lado entonces ironías frente a esta defensa del presunto carácter “progresista” de la «Open Society Foundation» [Fundación Sociedad Abierta] que en la vida terrenal y mundana se propone contribuir a derrocar los gobiernos de Cuba, Venezuela y Bolivia, por no mencionar lo que han hecho en África, Asia y otros “oscuros rincones del mundo”… me limito a unas pocas referencias teórico- bibliográficas que quizás puedan ser útiles como insumos para el Seminario en cuestión.
¿De dónde proviene el nombre de dicha organización? ¿Quién utilizó hasta el hartazgo la expresión “Sociedad Abierta” por oposición explícita y para confrontar contra la bandera roja, la tradición iniciada por Karl Marx, el socialismo y el comunismo durante los años más duros de la guerra fría y el macartismo?
La obra en cuestión se titula LA SOCIEDAD ABIERTA Y SUS ENEMIGOS [1945] (Londres, Routledge). Tiene por objeto de crítica y polémica principalmente a Platón, Hegel y…. sobre todo: a Karl Marx.
Su autor es Karl Popper [1902-1994], de origen austríaco pero británico por adopción.
Tuve la oportunidad de estudiar a fondo a Karl Popper por la sencilla razón que mi profesor de la materia “Filosofía de la ciencia” (nombre que asumía la disciplina epistemológica en la Universidad de Buenos Aires) era Gregorio Klimovsky [1922-2009]. Él seguía al pie de la letra a Karl Popper y fue su principal discípulo argentino (además de ser decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA). Nos dio clases años sobre filosofía de la matemática. Un gran profesor (con el cual discrepábamos). Todo un personaje que amaba a Popper como si fuera de su propia familia. También fui alumno de otro profesor, Félix Schuster [1935-2007], profesor de “Epistemología de las ciencias sociales” y decano de la Facultad de Filosofía y Letras.
Como en Argentina para estudiar hay que trabajar, a diferencia de “la dictadura cubana”, uno de mis primeros trabajos para vivir, fue grabar las clases de Félix Schuster sobre Karl Popper y desgrabarlas. El centro de estudiantes luego las fotocopiaba y el estudiantado podía acceder a dichas clases teóricas. Así que estudié por doble vía a Karl Popper. Principalmente su obra más célebre LA LÓGICA DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA [1934] (1980) (Madrid, Tecnos), aunque también varios otros libros. Más tarde dimos clases sobre Popper a cantidad enorme de estudiantes durante años… Y lo critiqué en varios libros. He estudiado a su vez las críticas que le han hecho desde el clásico Thomas Kuhn hasta Louis Althusser y Adorno. Y también la crítica contra Popper que realiza otro gran profesor argentino de epistemología (el único que figura en la autobiografía de Althusser EL PORVENIR ES LARGO): Enrique Marí [1928- 2001], quien seguía primero la estela de Louis Althusser y más tarde la de Michel Foucault.
Años más tarde me tocó comentar para un periódico de Argentina la obra autobiográfica de Popper BÚSQUEDA SIN TÉRMINO: UNA AUTOBIOGRAFÍA INTELECTUAL [1976] (2007, Madrid, Tecnos). Recuerdo que Popper confesaba allí su militancia marxista y comunista juvenil, para convertirse luego en un FURIOSO Y OBSESIVO ANTICOMUNISTA.
Al punto que el historiador británico Perry Anderson, en un libro colectivo titulado LA TRAMA DEL NEOLIBERALISMO. MERCADO, CRISIS Y EXCLUSIÓN SOCIAL (2003) [Buenos Aires, CLACSO], que Anderson comparte con Atilio Borón, Emir Sader y otros autores, ubica a Karl Popper, junto con quien lo introdujo en la Academia británica, F. A. von Hayek, además de Milton Friedman y von Misses como UNO DE LOS PROGENITORES A ESCALA MUNDIAL DEL NEOLIBERALISMO. Corriente que inaugura Popper junto con esos otros fanáticos anticomunistas, muchos de ellos economistas neoclásicos, que recién después de 30 (treinta) años, lograron que dicho programa se plasmara en la realidad a partir del 11 de septiembre de 1973, con el golpe de Estado del general Pinochet en Chile. Primer “experimento neoliberal” triunfante —a sangre, tortura y fuego, como le reprochó André Gunder Frank a su antiguo maestro Milton Friedman— a nivel mundial, que luego fue extendido a la Inglaterra de Margaret Thatcher en 1979 y a los Estados Unidos con Ronald Reagan en 1980. Popper fue uno de los padres fundadores de semejante Frankenstein.

Quien no nos crea, podría recordar tan solo este párrafo, uno de los tantos de una obra kilométrica como es LA SOCIEDAD ABIERTA Y SUS ENEMIGOS. Dice Popper en el prefacio a la edición revisada: “En el libro no se hacía mención explícita ni de la guerra ni de ningún otro suceso contemporáneo, pero se procuraba comprender dichos hechos y el marco que les servía de fondo, como así también algunas de las consecuencias que habrían de surgir, probablemente, después de terminada la guerra. La posibilidad de que el marxismo se convirtiese en un problema fundamental nos llevó a tratarlo con cierta extension [subrayado N.K.]. En medio de la oscuridad que ensombrece la situación mundial en 1950, es probable que la crítica del marxismo que aquí se intenta realizar se destaque sobre el resto, como punto capital de la obra [subrayado N.K.]. Una visión tal de la misma, quizá inevitable, no estaría del todo errada, si bien los objetivos del libro son de un alcance mucho mayor. El marxismo solamente constituye un episodio, uno de los tantos errores cometidos por la humanidad [subrayado N.K.] en su permanente y peligrosa lucha para construir un mundo mejor y más libre”.

La tesis central de Popper era que Marx nunca fue científico y que EL CAPITAL. CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA [1867] no era una obra de ciencia sino apenas “una profecía”…. Y no cualquier “profecía” sino una profecía… TOTALITARIA [sic].
LA SOCIEDAD ABIERTA Y SUS ENEMIGOS no sólo inaugura el Neoliberalismo más belicoso y fanático, que aún perdura. Fue además una de las “Biblias” de la escuela autobautizada “ANTI-TOTALITARIA”. Esa misma en la que militaron Hannah Arendt con su obra LOS ORÍGENES DEL TOTALITARISMO [1951] (1999, Madrid, Taurus), capitulación ideológica que en más de 600 páginas que homologan al comunismo con el nazismo le dedican apenas 2 (dos) renglones, en una microscópica nota al pie al MACARTISMO, corriente racista, supremacista, misógina y machista, ferozmente anticomunista desde la cual se persiguió a Charles Chaplin, a Bertolt Brecht, se ejecutó al matrimonio de Ethel Greenglass Rosenberg y Julius Rosenberg en 1953, se censuró ampliamente a todo el mundo en Hollywood, se quemaron libros (como los del psicoanalista Wilhelm Reich, que murió en prisión), se defendió la utilización de la Bomba Atómica, se hizo propaganda a favor de la guerra imperialista en Corea, etc, etc. Corriente que años después de Popper y Arendt, se nutrió de las obras del alemán Ernst Nolte y el francés François Furet, ambos anticomunistas que pretendieron relativizar el genocidio nazi……

De esa calaña, “ANTI-TOTALITARIA” y MACARTISTA…. era Karl Popper. Y estaba orgulloso de serlo. Quien lo desconozca… o no ha leído su obra o habla por lo que escuchó que le dijeron.
Dejando entonces de lado lo que Karl Popper escribió y publicó, que está al alcance de quien tenga ganas de estudiar en serio y no repetir frases trilladas, agrego una anécdota (que sólo sirve para alertar, aunque lo principal siguen siendo sus libros).
El psicólogo marxista argentino Carlos Villamor, profesor de la Universidad de Buenos Aires y militante revolucionario, me contó que él fue a la República Democrática Alemana (RDA), la otra Alemania, a dar clases. Y que allí, ANTES DE LA REUNIFICACIÓN Y LA CAÍDA DEL MURO DE BERLÍN KARL POPPER YA ERA VENERADO en las universidades oficiales…. Recuerdo que Villamor me dijo, hace ya muchos años: “Néstor, en las universidades de la Alemania del Este, ANTES DE LA CAÍDA DEL MURO DE BERLIN… un segmento importante de la intelectualidad y el profesorado universitario ya estaba ganado por Karl Popper”.

Por mi parte, recuerdo haber leído y estudiado por cuenta propia, un manual soviético editado en Moscú por un autor llamado A.P.Sheptulin: EL MÉTODO DIALÉCTICO DEL CONOCIMIENTO [1983] (Buenos Aires, Cartago). Es decir que ANTES DE LA DESAPARICIÓN DE LA URSS este libro, pasando por alto el inmenso abanico de críticas recibidas por Karl Popper, ya no sólo por su ANTICOMUNISMO MILITANTE, sino incluso por las más que endebles dicotomías de su epistemología falsacionista (formuladas por las corrientes más diversas, desde Thomas Kuhn, Theodor Adorno, Louis Althusser y Galvano Della Volpe; hasta Jindrich Zeleny, Karel Kosik e incluso los soviéticos Ilienkov y Andreiev) resumía todos los dogmas del DIAMAT soviético, pero…… a la hora de definir cuál era el método correcto para las ciencias, se decidía por el…. “método hipotético-deductivo” (Sheptulin, 1983: 209-210). Este soviético no lo citaba a Popper, pero… capitulaba ante los dogmas popperianos de la familia neopositivista en su vertiente “refinada”. Lo cual significa que también algunos intelectuales de la ex URSS, ANTES DE SU DESAPARICIÓN, ya estaban ganados por Karl Popper!

El neoliberalismo y sus axiomas epistemológicos no cayó súbitamente del cielo como un rayo en un mediodía lleno de sol.
Para tenerlo en cuenta en Cuba………., ¿no es cierto?
Pues bien. ¿Quién fue uno de los más renombrados alumnos de Popper en Londres? Un tal… George Soros. Exiliado de Hungría a los 17 años. Estudiante de economía en la London School of Economics, reclutado para el elenco del neoliberalismo desde muy joven.
De la mano de Popper…. se hizo NEOLIBERAL. Y desde entonces comenzó a predicar y promover lo que su maestro denominaba “LA SOCIEDAD ABIERTA” («OPEN SOCIETY»).
Luego emigró a Estados Unidos… se dedicó a las finanzas y se convirtió en un magnate multimillonario. ¿Fruto del sudor y el esfuerzo propio? De ninguna manera. Especulando en la bolsa con el trabajo y el esfuerzo de millones de brazos y cerebros ajenos. A tal punto que hizo temblar la libra esterlina. ¡Un tipo solo, ULTRAMILLONARIO, hizo tambalear unas de las monedas más poderosas del planeta!

En 1999 George Soros publicó un libro titulado LA SOCIEDAD ABIERTA EN PELIGRO. LA CRISIS DEL CAPITALISMO GLOBAL [1999] (Buenos Aires, Editorial Sudamericana).
Allí afirma que fundó la «Open Society Foundation» [Fundación Sociedad Abierta] en 1979, el mismo año que asume Margaret Thatcher en Inglaterra, un año antes de que el talibán anticomunista Ronald Reagan se hiciera con el poder en USA (Soros, 1999: 102).
Textualmente afirma: “En 1979, cuando había ganado más dinero del que podía necesitar, constituí una fundación llamada «Open Society Fund», cuyos objetivos definí como ayudar a abrir las sociedades cerradas, ayudar a hacer más viables las sociedades abiertas y fomentar un modo de pensamiento crítico. A través de la fundación me vi profundamente involucrado en la desintegración del sistema soviético [subrayado de N.K.]” (Soros, 1999: 12].
Más adelante, el mismo George Soros aclara, con todas las letras y sin pelos en la lengua, aunque algunos pretendan engañar y confundir con falacias sobre el carácter supuestamente “progresista” de este excéntrico magnate que le paga buenas sumas de dinero a varios cubanos, que antes admiraban el antiimperialismo de Mella y Guiteras; el marxismo rebelde de Fidel y el Che, así como las herejías de Fernando Martínez Heredia y Pensamiento Crítico, ahora convertidos en entusiastas partidarios del “diálogo”, “la república” (NEOCOLONIAL), “el fin del lenguaje polarizante” y la “sociedad inclusiva más allá de las ideologías”:

“Cuando fundé la «Open Society Fund» [Fundación Sociedad Abierta], su misión, tal como la formulé en aquel entonces, era ayudar a abrir las sociedades cerradas, ayudar a hacer más viables las sociedades abiertas y fomentar un modo de pensamiento crítico. Tras un comienzo frustrado en Sudáfrica, me concentré en los países que estaban bajo el régimen comunista [subrayado N.K.]” (Soros, 1999: 102).
¿Cuál es, según este millonario que aspira a ser “un pensador”, la fuente de su tristemente famosa “SOCIEDAD ABIERTA”?
Pues…. el movimiento de la Ilustración que él atribuye principalmente a Kant [Soros, 1999: 102]. (Cualquier parecido o similitud con un profesor neokantiano de Madrid … ¿será pura coincidencia?).
¿Soros, eufórico con sus millones, sólo se remite al pobre Kant? No, por supuesto. También a “La Declaración de la Independencia de Estados Unidos” (Soros, 1999: 120, 127 Y 262). Concretamente el multimillonario devenido “pensador” y “filántropo” afirma: “Estados Unidos tiene un compromiso histórico con los ideales de la sociedad abierta, a partir de su Declaración de Independencia” (Soros, 1999: 262).
Para muestra, es suficiente. Basta contrastar esta vulgar apologética del imperialismo de Monroe-Adams y el Ku Klux Klan con dos libros (para no mencionar bibliotecas enteras):

Howard Zinn: LA OTRA HISTORIA DE LOS ESTADOS UNIDOS (2004, La Habana, Ciencias Sociales).
Doménico Losurdo: EL LENGUAJE DEL IMPERIO. LÉXICO DE LA IDEOLOGÍA AMERICANA. (2008, Madrid, Escolar y Mayo Editores).

En ambos se demuestra exhaustivamente el significado de esa república ESCLAVISTA, que recién abolió (formalmente) la esclavitud seis décadas después de la revolución de Haití y medio siglo después que Simón Bolívar

No conforme con dicha apologética, el patrón y mandamás de la «Open Society Foundation» [Fundación Sociedad Abierta] afirma: “Estados Unidos es cualquier cosa menos un país represivo en su interior” (Soros, 1999: 261]. El pobre hombre tiene tantos millones y está tan ocupado administrando su inmensa fortuna (mientras financia cubanos y cubanas que se dejan comprar) que seguramente por eso no pudo llegar a enterarse del ciudadano estadounidense negro que murió aplastado con una rodilla de un policía blanco en su cuello. Tampoco alcanzó a tomar nota de los niños y niñas de origen inmigrante separados de sus madres y padres en la frontera con México. Podría argumentarse que su libro se publicó antes. Concedamos que así sea. ¿Pero tampoco se enteró del asesinato de Malcolm X, Martin Luther King, de las prisiones de Angela Davis, Mumia Abu Jamal y de todo el control represivo del pueblo estadounidense al que se le controla hasta qué libro retira de cada biblioteca a lo largo y ancho de todo el país, por no mencionar las denuncias de Snowden de VIGILANCIA TOTAL DEL CONJUNTO DE LA POBLACIÓN hasta en los detalles más insignificantes e íntimos de su vida cotidiana….?

Supongamos —como simple hipótesis imaginaria— que en Cuba hay una DICTADURA y un RÉGIMEN TOTALITARIO. Entonces no hay que tomarse el trabajo de leer el GRANMA ni CUBADEBATE ni LA JIRIBILLA ni mirar la TV ni creerle una palabra a nadie que pertenezca o haya pertenecido al mundo político de Fidel y el Che. Puede ser, ¿por qué no?
Pero, la humilde sugerencia de este simple sudaca del Sur, es que si ustedes hacen un Seminario en el Centro Juan Marinello, incluyan la lectura de:
KARL POPPER: LA SOCIEDAD ABIERTA Y SUS ENEMIGOS ([1945] se puede descargar gratis de la web, hay ediciones varias) GEORGE SOROS: LA SOCIEDAD ABIERTA EN PELIGRO. LA CRISIS DEL CAPITALISMO GLOBAL. (1999, Buenos Aires, editorial Sudamericana).
(Si les sobra tiempo, y tienen ganas, no estaría de más leer y estudiar los libros mencionados de Howard Zinn y Doménico Losurdo).
Ojalá estas modestas líneas inviten a reflexionar y sirvan como INSUMOS para el debate.
Fuerte abrazo y mucha suerte con el Seminario
Salud y revolución

Néstor Kohan


PD: Si no les interesa, borran y listo. Si la consideran útil, pueden utilizar la información como lo consideren mejor. Lo escribo simplemente porque si ustedes reciben una paliza, nos va a doler la espalda a todas y todos los latinoamericanos. Aunque eso sucediera, seguiremos igual hasta el final. Como toda la vida. Pero creemos que ya es hora de dejar de recibir palizas. Se apliquen con un grueso garrote o se ejerzan a través de un dulce seductor y atractivo. Nos peguen con el mal gusto del aliento a ajo en la boca o lo hagan con encantador y seductor perfume francés.
Para quien se sienta con cansancio o aburrimiento de leer materiales del gobierno cubano, que no los lea. Pero sería recomendable, sí o sí, leer las fuentes originales de quienes aportan dinero, pagan blogs de internet, tramitan visas, pasean invitados por Washington y New York, llenan de elogios y alabanzas a gente que se deja seducir fácil y fundamentalmente DIAGRAMAN ESTRATEGIAS DE CONTRAINSURGENCIA “soft”, “light”, “descafeinadas”, “amables” y “sonrientes”.
Sobre todo ahora que viene el camarada Biden a retomar “EL LEGADO DE OBAMA” (para utilizar el título de uno de los cuadernillos de «CUBA POSIBLE» que me descargué de internet…. DESPUÉS de haber escrito y publicado en LA TIZZA “Revolución cultural es lucidez y es socialismo”).





viernes, 11 de diciembre de 2020

Semblanza de Ricardo Zabalza


 


ANTESALA

30 de noviembre del 2020.
Jorge Zabalza


El día que murió la abuela Joaquina, los mayores fueron a velarla y los nietos quedamos en casa. Con el Mono, mi primo mayor, subimos a Ricardo a un carro de cuatro ruedas a cuya baranda atamos un ventilador de mesa a modo de hélice y empujamos al “avión” cuesta debajo por la calle Treinta y Tres. Cuando quisimos acordar, mi hermanito iba a toda velocidad, rumbo al Mercado Municipal, hasta que, en la estación de nafta del Negro Scuarcia, el rodado desbarrancó y el niño cayó al suelo. Alarmados el corte en la frente llamaron a mi padre. Cumplimos una condena de más de un mes sin salir. Fue su cicatriz de iniciación, adquirida con poco más de un año de vida.

A los diez años, más o menos, ya se enojaba al menor vientito y por eso le decíamos Gallo de Lata. Jugábamos al fútbol en la calle José Enrique Rodó, frente a la casa de mis tías. Sin querer, la pelota terminó en el patio de las veteranas señoritas Castro. El Gallo subió a mis hombros, se encaramó en el muro de dos metros y saltó adentro. Agarró la pelota y la devolvió a la calle. El perrazo salió de la nada, Ricardo corrió como quién vio al diablo, trepó el muro y saltó encima mío, pero, el bicho alcanzó a arrancarle un pedazo de pantorrilla. Con un susto de película, lo llevé a “cacunda” hasta lo del tío Beto, que no era médico, pero tenía una farmacia. Le dieron los primeros auxilios. Esta vez la condena duró un par de meses.

La tercera vez ya estaba en el liceo y yo en primero de preparatorios. Queríamos entrenar para cazar cotorras en el Parque Rodó. La Intendencia pagaba un vintén por cada una, para que la orquesta municipal pudiera tocar sin que el bicherío armara escándalo. Ricardo se paró en el patio del fondo con el brazo estirado y empuñando una pistola de plástico. Yo apuntaba con la chumbera desde la azotea. Después cambiaríamos de roles. El chumbo se lo extrajo de la mano el tío Beto. Entre pulgar e índice llevó para siempre un bulto que recordaba su valor y mi buena puntería. Papá partió la chumbera contra la escalera y yo cumplí una condena de tres meses.

Ricardo llevaba sus cicatrices con orgullo de vasco. Las sentía como condecoraciones por lindos recuerdos de aquella infancia sin hambre, preocupaciones o dolores, transcurrida bajo una protección invisible e intangible, como en un ensueño, inocentes de realidad.

Allá por el 2013, con Veronika y un grupo de compañeres creamos la “Fundación Ricardo Zabalza”. Nos proponíamos un centro dedicado al trabajo social que abarcara, principalmente los temas de la adolescencia barrial, maternidad y drogadicción. Empezaríamos en Santa Catalina y el Oeste montevideano, territorio que conocía bastante a fondo y, después de esa primera experiencia, ver hasta donde podíamos llegar. Fueron largos los trámites para obtener la necesaria personería jurídica. En el interín salió la idea de escribir una biografía de Ricardo y, grabador en mano, con Veronika nos fuimos a Minas, buscando testimonios. Las entrevistas abarcaron el espectro social minuano, porque la realidad de nuestros primeros años de vida oscilaba entre ambos polos sociales. Zelmar Riccetto (hijo) lo definió con certeza: “Ricardo era un andariego, andaba por los barrios, jugaba al fútbol en todos lados, allá en la Cañada y en el Barrio Olímpico, ahí lo conocí. Iba todas las tardes a jugar, ¡y jugaba muy bien!”. El fútbol era nuestro centro de interés. Si no estábamos jugando (en el recreo de la escuela, al salir de ella, en la cancha de lo “Bomberos” o en el campito de la ANCAP), nuestras conversaciones adolescentes giraban en torno a Maracaná, el mundial del 54, la selección de Lavalleja de los 60, el Peñarol del 49 y el del 66. Vivíamos coleccionando figuritas.

El “Adelita” Vázquez y el “Gallo” eran amigos del alma. Nacieron para jugar al fútbol, dotados de esa plasticidad de artistas, que les permitía dormir en el empeine la pelota que caía desde las nubes como llovida del cielo o amagar para desconcertar al rival antes de gambetearlo. Ricardo jugó en el “Zamora”, el cuadro de la cañada, a la que escribió Carlitos Porrini y cantó Daniel Viglietti, zona de familias laburantes y humildes, con una identidad barrial muy fuerte. El fútbol nos hizo abandonar la sobreprotección social y política del apellido y aventurarnos en mares abiertos y procelosos donde no era sencillo navegar. La escuela pública, la plaza de deportes y el campito (en mi caso, jugando al básquetbol) educaron nuestra sensibilidad social hasta convertirla en solidaridad con el oprimido. La antesala del suicidio de clase.

Los técnicos del “Zamora” fueron los dos Mariano Vázquez, padre y hermano mayor del “Adela”; se puede afirmar que influyeron en la formación del carácter de Ricardo bastante más que muchos de sus maestros y profesores. Entre los testimonios grabados, escojo el del “Adela”: “…vengo a hablar de Ricardo, por eso, porque fue una excelente persona, un muchacho muy humilde, el no tenía prioridad, porque nosotros no podíamos vincularnos con las personas pudientes del centro, del Club Minas. Había dos clubes acá, el Minas y el Democrático y la mamá lo mandaba al Club Minas, a los bailes infantiles, pero Ricardo optaba por sacarse la corbata y irse con nosotros al bar del famoso Carlos “el Chila” Porrini. Ahí estaba la famosa Cañada Zamora. Ahí nos criamos los once hermanos de la familia Vázquez Ayusto”.

(…) “nosotros andábamos todo el día en la vuelta del deporte, en la plaza se hacía atletismo, se hacía boxeo y el profesor [Radamés] Ventura inauguró el campeonato de los barrios. No teníamos camisetas y ahí hicimos la rifa y el “Loco”Augusto nos compró todas las rifas. Ahí mismo, en la esquina de Sarandí y Batlle nos compramos las medias y las camisetas en lo del “Turco” Elías. Mi cuñada nos cosió los números a las camisetas y ganamos el campeonato de punta a punta.” (…) “Ricardo vino cuando se formó el Zamora de baby, que lo trajo mi hermano Mariano que le decían “Galarza”. Y ahí empezó la amistad conmigo… ¡bah! Yo lo conocía de la Escuela N° 2, pero ahí nos hicimos amigos, bien amigos, pues.”
(…) “No fui al sepelio de él, ni nada, pero siempre lo voy a recordar, fue mi gran amigo, una gran persona. Un muchacho excepcional, humilde, aunque fuera de buena posición. Yo tenía doce años y la persona del centro era del centro y los del barrio éramos del barrio, pero Ricardo siempre se venía para el barrio. Andaba en una bicicleta, como dice Zelmar, la bicicleta azul, andábamos dos o tres arriba. Voy a decir una cosa que tenía él, todo positivo era, porque era estudioso y cuando llegaba la hora de tenerse que ir a estudiar, él se iba, aunque tuviera que ir a jugar al futbolito. Ricardo era ese hombre, el tío que yo tuve era Ricardo, porque si tenía frío se sacaba el buzo y me lo daba”. (..) “Ricardo venía a la casa de nosotros, papá arreglaba cocinas en esa época. Después Ricardo empezó a traer al Chucho y lo trajo a jugar al Zamora, después empezaron a venir varios del centro a Zamora”.

(…) “Entonces, fuimos a jugar al Platense en Montevideo a un campeonato que organizaba Nobel Valentini. Nos llevaban en Corporación de Ómnibus, televisaban en directo los partidos, eran las primeras televisaciones en directo de baby fútbol, jugábamos de tarde y nos ayudaba el Veco Laferranderie, que era de Minas y estuvo en “El Gráfico” de Buenos Aires. Nosotros fuimos a jugar ese campeonato, Ventura no acompañaba y mi hermano dirigía, iban Badiola, García, Alfredo Tellechea, que eran directivos. Tomábamos el ómnibus en la Plaza Libertad, a las doce del mediodía nos íbamos. El famoso Lungo Cubas, un hombre muy pobre, que vendía números de lotería y hacía letras de murga, venía con nosotros. Cuando llegábamos al Platense, (se pueden imaginar que mi padre no nos podía dar dinero) yo iba con los zapatitos a jugar. Llegamos al Platense y era de parqué el piso y nosotros llevábamos zapatos de fútbol, entonces el Veco nos consiguió que nos prestaran calzado para poder jugar en esa cancha”. [El problema del calzado era grave para aquellos gurises. Siempre que cuadra, el Indio Armanetti me cuenta cómo el Gallo se sacó sus championes nuevitos y se los regaló en los baños del Platense para que pudiera entrar a jugar].

(…) “Era un campeonato nacional de la liga uruguaya” (…) “Y empezamos a ganar y a ganar y empezaron a alentar ¡Lavalleja, Lavalleja”! El Platense estaba lleno, era un bochinche bárbaro y jugábamos con orejeras, era otro mundo para nosotros, acostumbrados a jugar en el pastito de la plaza deportes”. (..) “Volvimos al pueblo y todo el mundo nos esperaba, nos aplaudía y gritaban”.

(…) “Yo quisiera volver a tener la convivencia que tenía con Ricardo, porque no la pago con nada, no hay dinero que valga eso. Volví a jugar en cuarta y en tercera con Ricardo, fue cuando comenzó a andar en la famosa Vespa. Íbamos al Teatro Lavalleja a jugar al casín, que Ricardo era el uno. Fuimos de esos niños que nunca tuvimos maldad con nadie, simplemente queríamos divertirnos, jugar al fútbol, jugar al futbolito, jugar al casín. Le gustaba el casín pero nunca dejó el estudio, por eso digo Ricardo fue un muchacho qué... ¿cómo decirles? Lo veo siempre con la sonrisa y un agujerito acá en el costado, esa sonrisa que no dejaba nunca, y el día que se enojaba, ¡era bien bravo! Por eso le pusieron Gallo de Lata”. (…) “toda crianza de buena cepa, no era de hacer picardías, no había esa maldad, esa era la crianza que teníamos. Jamás tuve un lío con Ricardo, una sola vez lo vi llorando, pero fue cuando perdimos el invicto de 49 partidos sin perder. Creo que fue con el Molino Viejo o los Buzones. Y me echaron a mí, entonces. Estábamos en la plaza de deportes, en las jaulitas de los vestuarios, entonces me dijo “por culpa tuya perdimos”, me acuerdo que se estaba sacando las championes, como yo era que hacía los goles, “pero Ricardo no seas malo, si me el juez me echó, que culpa tengo yo”. Teníamos trece años, pero llegábamos a los catorce y ya no podíamos jugar más, después pasamos a cuadros de la liga, él jugo en Central y yo en Sportivo”.

(…) “Yo terminé sexto y fui a trabajar con mi padre, fuimos juntos a la selección y salimos campeones del Este…después se fue para la facultad. Y un día me dijo en el Café Oriental, había música, yo andaba con la barrita del Sportivo, y él venía saliendo, con un chaleco y siempre con la sonrisa. ¿Cómo andás? Yo bien, pero me metí en una cosa que no te puedo decir qué es y yo no se lo dije nunca a nadie. Estaba con Marianela, fui y lo abracé y le pregunté y me dijo eso. Vino con esa sonrisa. En la puerta del Oriental, un domingo, él se iba el domingo de noche para Montevideo.”

(…) “Y un día vino mi hermano y me dijo “me lo mataron al Ricardo”, el día que lo mataron en Pando fue el peor día de mi vida. Después me encontré con el padre de Ricardo. Me hablaba para ver si yo le hablaba de Ricardo, pero nunca le hablé. Don Pedro era un buen tipo. Siempre me quería dar trabajo, pero nunca me gustó la política, ni quiero saber de nada. Éramos sanos con Ricardo, nos dedicábamos a compartir. Ricardo, si fuera ahora, no sé lo que sería acá en Minas, porque era bueno, bueno mismo”.






viernes, 27 de noviembre de 2020

Sodomía

 



“Acá llegamos nosotros, los dueños del Uruguay, a gobernar según nuestras necesidades y perspectivas”, es el mensaje de la coalición multi reaccionaria. No hemos necesitado de los viejos golpes de Estado para hacernos cargo de la política económica, el control policial de la población y las relaciones internacionales. Desde siempre hemos sido dueños del poder, ahora pudimos recuperar el gobierno sin salirnos de la Constitución y las leyes.

Parece ocioso debatir sobre el articulado de la “ley de urgente consideración”, cuando lo esencial no fue el debate parlamentario, sino el acto de poder y de soberbia que significó. La LUC es mucho más que la hoja de ruta para los próximos cinco años de gobierno. Ante nuestra pasividad, nos sodomizaron una vez más, sin piedad y sin escrúpulos. El medioeval derecho de pernada.

Frente al hecho inevitable, hubo parlamentarios que inicialmente pusieron el grito en el cielo, desplegaron toda la parafernalia verbal de que disponían y condenaron la LUC de Lacalle Pou. Sin embargo, luego de discutirlo entrecasa, predominó la mesura y terminaron aprobando casi el 50% de la LUC. Flagrante incoherencia entre el discurso y los hechos. Sin consultar al movimiento social para nada, se auto convencieron de que solamente la mitad del engendro era antipopular y anticonstitucional. Consideraron que la otra mitad era urgente, estaba en el “camino correcto” y merecía pues ser aprobada para reducir los daños, según sostuvieron. Podrían haber convertido el parlamento en el primer escalón de la defensa del movimiento popular, pero no se los permitió su particular visión de un quehacer responsable: transar y transar, retroceder y retroceder. En definitiva, consintieron la sodomización.

“Hay que escapar a la lógica de ganar y perder”, redondeó el Pelado Gómez la tarde del jueves, pues no se trata solamente de si las firmas alcanzarán o no: se trata de dar una señal clara, un gesto que indique la disposición a lucha contra el proyecto multi reaccionario que la coalición viene ejecutando. Exclamar ¡no nos dejaremos sodomizar! ¡no pasarán! Dejar claro que, para hacerlo, deberán vencer la resistencia popular. Es el momento del grito de dignidad, de trasladar a las calles la democracia, sacarla del recinto parlamentario y mudarla al territorio de la participación política directa. Como ha hecho el pueblo chileno durante el último año como vienen haciendo en Colombia, Perú, Guatemala y Honduras. Hasta en Brasil el pueblo corcovea indignado. El movimiento popular debería anticiparse a las luchas sociales que se le vienen encima, aprontar los corazones y preparar brochas y pinceles, pero, sobre todo, recuperar aquel horizonte transformador que convocó a empujar la dictadura militar y a los gobiernos de derecha que la siguieron.

Lo fundamental es dar una señal bien clara: con las calles llenas de pueblo no les será tan fácil como en el parlamento cumplir con sus propósitos de sodomización. Es el momento de abandonar las lógicas que todo lo analizan en cantidades de votos para el 2024 y comenzar a acumular en consciencia, recuperar aquel viejo horizonte que se extravió en el salón de los pasos perdidos.

Desde el pacto del Club Naval, las fuerzas armadas sostuvieron que era todo mentira que, convocados por el poder ejecutivo, el parlamento y la partidocracia, habían actuado en defensa de la “nación agredida” por el comunismo internacional y la subversión. Esa pétrea historia oficial era el basamento ideológico de la disciplina ciega, la obediencia refleja, sin pensar. Durante 35 años los gobiernos no cuestionaron la falsificación que se enseñaba en liceo y escuela militar.

Ante sendos tribunales de honor un par de notorios verdugos confirmaron que la institución armada fue la responsable orgánica de los crímenes de lesa humanidad. Las torturas, violaciones, asesinatos y desapariciones forzosas se realizaron siguiendo las órdenes del comando superior, no fueron errores ni excesos cometidos por algunos degenerados. Era una política de Estado.

Ahora, al parecer, la oficialidad más joven se siente afectada por los “sentimientos negativos” que despierta esa verdad archisabida en la sociedad. Salvo uno cuantos “políticos”, la gente no los abraza ni adula. Se les desarticuló el entramado ideológico que sostiene la obediencia debida. Los inocentes querubines quedaron desconcertados, la mirada perdida en lontananza. En una institución piramidal, no democrática, cuando se debilita la confianza religiosa y política que une a sus miembros, comienza a fallar la disciplina de los robots.

Antes de que el desconcierto se les transformara en duda existencial, los mandos superiores salieron a salvarlos de la confusión. Verticales como es su deber ser, decidieron revisar los programas de historia que se enseñan en el liceo y la escuela militar. En especial el período comprendido entre los años 1968 y 1985. Su propósito no es escribir la otra historia sino revisarla para encontrar nuevas justificaciones a los viejos crímenes.

¿Con qué perspectiva revisarán la historia oficial sobre el asesinato de “Nucho” Batalla en 1972 torturado en el cuartel de Treinta y Tres en plena democracia? ¿Seguirán sin reconocer la responsabilidad de los mandos en el asesinato de Roberto Gomensoro, muerto bajo tortura en el cuartel de La Paloma, cuando todavía no había dado el golpe de Estado?

Todavía no han dicho una sola palabra sobre la orientación de la revisión, pero, sin esperar algo más concreto, imbuidos por el espíritu liberal que domina la coyuntura, todo el progresismo (el partidario y el social) se sumó a la algarabía que despertó esta iniciativa de los generales. Se hicieron eco de la derecha liberal y de sus medios masivos. ¡Llegó la democratización esperada! Sin embargo, nada indica que esa ilusión se haga realidad: el mismo comandante que decretó el “estado de revisión de la historia”, fue el presidente del tribunal que no encontró que José Gavazzo hubiera faltado al honor militar por torturar y desaparecer a Tito Gomensoro.

De puro desconfiado y suspicaz, uno se inclina a pensar que es otra operación de inteligencia, otra de esas maniobras dirigidas a neutralizar cúpulas partidarias y de las organizaciones sociales. Algo así como fueron los documentos dados a conocer en febrero de 1973. Aquellos que, medio siglo atrás, se quemaron con leche, debieran asustarse al ver la misma vaca con otra caravana.

La estrategia de oposición responsable toma forma de responsabilidad hacia lo anunciado por un ejército que aún no ha respondido por sus crímenes. Es el sainete que remeda la tragedia de 1972/73, cuando tantos y tantas buscaron “oficiales nacionalistas” en el pajar de la Doctrina de Seguridad Nacional. Huele a nueva sodomización del movimiento popular. Tal vez, como hace medio siglo, logren su objetivo, pero, esta vez, por lo menos, intentemos no consentir la sodomía.

Jorge Zabalza
Publicado en Voces





martes, 17 de noviembre de 2020

Historias propias

 

 

 

 

 

 

 

miércoles, 21 de octubre de 2020

viernes, 4 de septiembre de 2020

Punto de encuentro con Zabalza

 


Jorge Zabalza: “Bonomi cambió la policía y la convirtió en un organismo mucho más represivo que antes”
Autor: Publicador Radio Universal | 3 septiembre, 2020
 

“Larrañaga está llevando adelante su política con los instrumentos que le dejó afinados Bonomi” argumentó.


 

En entrevista en Punto de Encuentro el exintegrante del Movimiento de Liberación Nacional- Tupamaros (MLN), Jorge Zabalza, se refirió a la administración de Eduardo Bonomi frente al Ministerio del Interior.

El exguerrillero expresó: “Yo creo que Bonomi cambió la policía y la convirtió en un organismo mucho más represivo que antes”. “Hicieron cursos en Estados Unidos, Israel, preparó la policía, trajo vehículos, armas, trajo ese helicóptero que permanente anda por ahí y creó el Programa de Alta Dedicación Operativa (Pado)”, argumentó.

Zabalza aseguró que a su entender Bonomi “le dejó un legado al ministro Jorge Larrañaga y hoy él lo está mejorando . Larrañaga está llevando adelante su política con los instrumentos que le dejó afinados Bonomi”, concluyó.

 https://970universal.com/wp-content/uploads/2020/09/zabalza-sobre-Bonomi.mp3

 Zabalza y la culpa al Frente Amplio de perder las elecciones.


El exguerrillero explicó a su entender porque el Frente Amplio no ganó las elecciones nacionales: “No creo que Daniel Martínez sea el responsable de la derrota electoral del Frente Amplio, lo es el propio frente”, dijo Zabalza.
“Por eso evitan la autocrítica y la autocrítica te tiene que hacer repensar. No puede ser que no haya vivienda y acá a seis cuadras de casa (barrio Santa Catalina, Montevideo) hayan 700 familias que están pasando el invierno en unos ranchitos de madera al descampado”, argumentó.
En esa linea apuntó: “No hubo una política de vivienda a resolver el tema de los más humildes, que son los que realmente tiene problema de techo. No hubo una política dirigida a educar a las personas más humildes, más marginadas, se los quiso convertir en consumidores, se les inyectó algunas ayudas del Mides para convertirlos en consumidores de quinta categoría”.
En la misma línea señaló: “el destino de la izquierda que se convierte en progresismo y que a la larga renuncia a su mensaje de cambiar la sociedad. y se incorpora a ese capitalismo que hoy en día es un 0,001% dueño de todo el capital”, argumentó.
Escucha la crítica al Frente Amplio realizada por Jorge Zabalza:

 https://970universal.com/wp-content/uploads/2020/09/zabalza-sobre-Frente-Amplio.mp3?_=2


 
Zabalza: “El mismo día que mataron al padre de Burgueño murió mi hermano”

“Va a ser un tema de eterna lucha”, dijo en Punto de Encuentro sobre las versiones del pasado reciente.

Jorge Zabalza, controversial exguerrillero del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros, se refirió a los reclamos de Familiares Víctimas de la Sedición por incluir su versión en la enseñanza pública. “El mismo día que mataron al padre de [Diego] Burgueño en la Toma de Pando murió mi hermano. Cada cual tiene sus sentimientos”, destacó.

“En la historia de los libros de las Fuerzas Armadas aparecen todas esas cosas, ¿no? Eso fundamentó la dictadura y el terrorismo de Estado. No sé, creo que va a ser una eterna lucha”, reflexionó.

Leé también: Lacalle Pou evalúa planteos de Familiares víctimas de la Sedición para “cambiar la historia”

https://970universal.com/wp-content/uploads/2020/09/ZABALZA-HERMANO.mp3?_=1 

 

Zabalza: “Mujica y Huidobro tienen muchísima responsabilidad en lo que pasó con las actas”

“Manini está haciendo una operación muy inteligente, como la hizo Mario Aguerrondo [exmilitar]”, dijo en Punto de Encuentro.

El extupamaro del Movimiento de Liberación Nacional (MLN), Jorge Zabalza, se refirió al tema de las actas del Tribunal de Honor militar en Punto de Encuentro y dijo que el expresidente José Mujica y el exministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro tuvieron “muchísima responsabilidad en lo que pasó”.

“Para esa parte [que votó a Mujica y a Huidobro] representaban gente que había dado todo por esos cambios. ¿Qué pueden pensar los que fueron desalojados en Santa Catalina, bajo un decreto firmado durante su gobierno? ¿Qué pueden pensar sobre Mujica y Huidobro, que facilitaron la impunidad?”, cuestionó.

Escuchá lo que dijo Zabalza:

https://970universal.com/wp-content/uploads/2020/09/ZABALZA-MUJICA-Y-HUIDOBRO-1.mp3?_=1 

https://www.elpais.com.uy/informacion/politica/zabalza-actas-vazquez-mujica-huidobro-facilitaron-impunidad-ultimos-anos.html
 "Energúmenos": explicación de Zabalza sobre caso Vázquez
 

A través del blogspot "Zurdatupa", Zabalza indicó en referencia al coronel (r) Gilberto Vázquez que "el acta con las declaraciones del energúmenoreconfirma que los crímenes aberrantes obedecieron a una política sistemática de las fuerzas armadas, cuyos mandos ocultaron y ocultan toda la información al respecto. ¿Cómo hacer para que revelen la verdad y se haga Justicia?".

Sobre el conocimiento en este momento de las actas, señaló en la publicación realizada este jueves: "¿Fue una especie de frenazo, un anticipo de la voltereta que dio Fernández Huidobro como ministro? Es inexplicable que un gobierno progresista haya mantenido en carácter de reservados documentos tan esclarecedores de la Verdad. Los periodistas debieron reemplazar a los gobernantes omisos en el deber de informar a la población".

"Tampoco convencen esas explicaciones de “no tengo conocimiento, porque los militares debían informarme y no lo hicieron”. Denota mucha pasividad", dijo en referencia a las declaraciones del exministro de Defensa, José Bayardi.

"El hecho evidente es que los militares, hipotéticamente subordinados del poder civil, les pasaron por el moño las actas con las confesiones de Gilberto. ¿Dónde está la responsabilidad individual del militante? ¿No se debería haber estado mucho más alerta cuando se trataba de tamaño energúmeno? ¿No debían haber leído y releído hasta descifrar el significado de cada punto y coma? ¿O, simplemente, se conformaron con homologar los expedientes que los coroneles pusieron para la firma?", indicó.

Zabalza también apuntó contra Luis Rosadilla (ministro de Defensa durante parte del gobierno de Mujica) y nuevamente contra Fernández Huidobro porque "rindieron sin condiciones el imperativo ético. Culminación bizarra de la derrota de la verdad, se convirtieron en un engranaje más de la maquinaria burocrática de impunidad, abogados honorarios y voceros de los criminales con los que bebían whisky. Se pasaron los principios por allá abajo", apuntó.

Para el extupamaro, "si se elude la reflexión sobre las condiciones en que la impunidad se va imponiendo, se seguirán alimentando aves de rapiña y, el día menos pensado, los cuervos nos comerán los ojos", remató su escrito.